Comiso

Comiso, en la provincia de Ragusa, es un municipio que a pesar de su pequeña extensión posee una intensa historia y un gran número de interesantes lugares, edificios y monumentos. Así por ejemplo, se puede visitar la Cava Porcaro, en la que se han encontrado huellas de asentamientos que remontan a la Edad de Bronce, además de las estupendas Termas Romanas de Diana, en el centro histórico.


Uno de los primeros lugares que se pueden visitar es la Piazza Municipio, en la que se encuentran varios puntos de interés: la bellísima Fonte di Diana situada en el centro de la plaza y realizada en el lugar en el que antiguamente surgía agua desde el subsuelo; el palacio del ayuntamiento, con su bellísima fachada de estilo neoclásico; y el peculiar Palazzo Iacono-Ciarcià.


Cerca de aquí se encuentra el castillo renacentista de los Condes Naselli d’Aragona, que fue construído sobre las ruinas de un antiguo edificio romano.


Primordial visitar la estupenda Iglesia de Santa Maria delle Stelle, Duomo de Comiso, construído sobre un antiguo templo dedicado a Santa Maria del Molino. Otros edificios religiosos dignos de una visita son: la Iglesia de San Biagio, patrón de Comiso, a la que se accede a través de una estupenda escalinata; la Basílica Maria Santissima Annunziata, de estilo neoclásico; la Iglesia de San Francesco all’Immacolata, en cuyo interior se encuentran dos estupendos monumentos funerarios en mármol dedicados a dos miembros la familia Naselli, Baltasar I y Baltasar II, que tuvieron un papel importante en la historia de Comiso; y la Iglesia Santa Maria della Grazia (conocida como de los Cappuccini), anexa a la cual se halla una capilla ardiente que contiene los restos embalsamados de varios burgueses y frailes.
En Comiso existe además el interesante Museo cívico de Historia Natural, que se halla en el antiguo mercado del pescado y en el que se encuentra una sección en la que se exponen varios cetáceos y tortugas marinas y otra sección paleontológica y zoológica, que cuenta con numerosos fósiles, minerales e insectos, entre otros.
Para acabar, se aconseja un tranquilo paseo por las estrechas calles del centro histórico de esta localidad, que puede transformarse en algo de lo más sugestivo.

Más en esta categoría: « Mazara del Vallo Ragusa »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.